Compre y ahorre

Planifique sus compras en el mercado

Antes de comprar:

  • Haga una lista de compras. Esto le ayudará a mantenerse dentro de su presupuesto.
  • Planifique sus comidas y cómo utilizar las sobras.
  • Busque cupones, rebajas y ventas especiales en las tiendas.
  • Inscríbase para obtener las tarjetas de descuento de las tiendas.

Mientras compra:

  • No vaya de compras cuando tenga hambre. Si tiene hambre, lo más probable es que compre cosas que no necesita.
  • Pruebe las marcas de la tienda. Por lo general cuestan menos.
  • Compare los productos para comprar la mejor opción.
  • Revisa las fechas de expiración ("sell by"). Compre los alimentos lo más frescos posible para que duren más tiempo.

Sáquele mejor provecho a sus compras

Vegetales y ensalada

  • Compre bolsas grandes de vegetales congeladoss.
  • Compre las cabezas completas de lechuga o espinaca para las ensaladas. Evite comprar las mezclas de ensaladas pre-empaquetadas en bolsas. Los vegetales frescos que no han sido cortados duran más y pueden costar menos que las mezclas de ensalada empaquetadas en bolsas.

Frutas

  • Compre frutas frescas de la estación cuando por lo general cuestan menos. Los mercados de agricultores tendrán las frutas de la estación.
  • Las frutas congeladas y enlatadas son una buena opción todo el año.

Productos lácteos bajos en grasa

  • Compre leche, yogur y queso frescos bajos en grasa en el tamaño más grande que pueda usar antes de que se dañen. Los artículos grandes le ahorrarán dinero.
  • La leche ultra-pasteurizada tiene una fecha de expiración mayor y no se dañará tan rápido.

Carne y frijoles

  • Los frijoles y chícharos secos son una buena fuente de proteína y fibra y duran bastante tiempo.
  • El asado de paleta (chuck roast) y el solomo (bottom round roast) tienen menos grasa y cuestan menos que la cabeza de lomo (sirloin).
  • Busque las ofertas en el mostrador de carnes. Compre la carne en oferta para ahorrarse dinero.
  • Compre carne en paquetes grandes para ahorrarse dinero. Congele lo que no vaya a usar inmediatamente para que no se dañe.

Panes y granos

  • Busque el pan que se haya hecho el día anterior porque cuesta menos, pero todavía se puede comer.
  • Compre el arroz, la avena y el cereal de maíz regular en vez del arroz, la avena y el cereal de maíz instantáneo porque esos cuestan más y tienen más azúcar y calorías.